box-col-12

Chimenea abierta tradicional frente a chimenea moderna:
las ventajas de las tecnologías actuales

Chimeneas abiertas: por qué deberían evitarse

Las chimeneas abiertas son hogares de llama abierta, sin cristal, que aún existen en muchas casas, tanto tradicionales como de nueva construcción. La chimenea abierta debería considerarse un objeto de decoración, para encender muy raramente y disfrutar de la función decorativa de la llama o para cocinar esporádicamente en las brasas. Pero no se debería considerar como una solución de calefacción, porque su escaso rendimiento y las elevadas emisiones de partículas convierten a la chimenea abierta no solo en un capricho costoso, sino también en un serio problema para la contaminación atmosférica.

Como la chimenea abierta no dispone de ningún sistema de optimización de la combustión, al quemar un combustible natural y “carbon neutral” como la leña, se convierte en una fuente relevante de emisión de polvos finos y de otros compuestos indeseados, hasta tal punto que, en áreas caracterizadas por una elevada densidad urbana y una elevada contaminación del aire, el encendido de hogares con llama abierta está incluso prohibido. A este propósito, consulte la normativa vigente desde 2010 en Alemania y las resoluciones promulgadas en 2016 por la Región de Lombardía y la Región del Véneto en Italia, o bien en Ile de France en Francia.

camino-aperto
camino-moderno

Chimeneas modernas: una solución válida

La chimenea moderna tiene el hogar cerrado con un cristal templado, por lo que el calor que se produce en su interior, en lugar de dispersarse por el conducto de humos, se recupera gracias a medidas particulares y se reintroduce en el ambiente doméstico mediante respiraderos. De esta forma, el poder calorífico de la leña es aprovechado de forma más eficiente y económica. Por esta razón, las chimeneas modernas, con la misma leña utilizada, calientan más y son menos contaminantes con respecto a las chimeneas estándar de cámara abierta.

Las chimeneas modernas garantizan elevados rendimientos y bajas emisiones, porque han sido estudiadas ad hoc para garantizar una combustión eficaz y limpia. Los rendimientos, que en la chimenea abierta llegan tan solo al 15-30%, alcanzan el 80-90% en las chimeneas modernas y los niveles de emisiones de partículas se reducen más de ocho veces.

Chimeneas modernas de pellet: las ventajas

Además, como se usa el pellet en lugar de la leña, la chimenea moderna puede ofrecer un 10% más de reducción del nivel de emisiones nocivas. Se ha calculado, por ejemplo, que con la simple sustitución de chimeneas abiertas de leña o de estufas de leña obsoletas con productos de pellet innovadores se obtendría una reducción de las emisiones de PM10 superior al 80%.

Además del aspecto ecológico, la chimenea moderna de pellet ofrece numerosas ventajas prácticas, relacionadas sobre todo con la posibilidad de programar el encendido y el apagado según los propios horarios y las propias necesidades. También es mucho más simple el almacenamiento del combustible, ya que los sacos de pellet ocupan menos espacio y no ensucian.

camino-moderno-a-pellet