¿Cuánto cuesta una chimenea de gas?

Los precios de las chimeneas de gas dependen principalmente de:

  • la estética del hogar (presencia de troncos de leña falsos, guijarros, etc.);
  • la belleza de la llama (salidas de aire que la hacen lucir más natural).

Obviamente, cuanto más detalles estéticos tenga, más cara será. No obstante, el efecto visual de la mejor chimenea de gas nunca podrá compararse a la llama real de una chimenea de leña.

¿La chimenea de gas cuesta más o menos que una chimenea de leña?

Las chimeneas de leña son más fáciles de gestionar y de instalar que las chimeneas de leña, sin embargo, las chimeneas de gas pueden ser más costosas a medio o largo plazo. Veamos por qué.

El coste del combustible

La leña es la fuente de energía más económica que hay en la naturaleza. Por lo tanto, para las mismas horas de uso, cuesta mucho más alimentar una chimenea de gas que una chimenea de leña.

La capacidad de calefacción

A diferencia de las chimeneas de leña y de pellet modernas, las chimeneas de gas no logran una gran eficiencia y, por tanto, deben considerarse más como un objeto de decoración que como un elemento de calefacción.

La duración a lo largo del tiempo

Las chimeneas de gas están sujetas a un desgaste más rápido que las estufas o chimeneas de leña, las cuales, si se utilizan correctamente, seguirán calentando sin problema durante mucho tiempo.

¿Es mejor una chimenea de gas o una chimenea de leña?

En conclusión, las chimeneas de gas son adecuadas para quienes quieren experimentar el placer de un hogar, pero que no tienen como objetivo ahorrar energía o mejorar la eficiencia energética.

 

En cambio, cuando es necesario calentar de verdad y a un bajo precio, es mejor escoger otro tipo de productos, como las chimeneas de leña o las chimeneas de pellet, ya que ofrecen mayor eficiencia de calefacción.